9 Consejos sexuales para la mujer mayor

1. Habla con tu pareja

Tener una comunicación abierta siempre será esencial para un buen sexo. 

Habla con tu pareja sobre cualquier dificultad que puedas tener.

Siempre con actitud positiva, serán problemas que pueden resolver juntos. 

Hay muchas formas de abordarlo y podrán encontrar soluciones creativas.

2. Lubrícate

Con los años, disminuye la lubricación natural. 

Esto se soluciona fácilmente utilizando un lubricante a base de agua.

Al principio, aplicar un lubricante para el sexo puede parecer incómodo, pero te acostumbraras rápidamente.

3. Experimenta diferentes posiciones y tiempos

El dolor causado por la artritis u otras afecciones puede interferir con el sexo.

Experimenta con diferentes posiciones sexuales y encuentra la que funcione mejor. También prueba a diferentes momentos del día.

4. Cuida tu salud

Una mala salud puede interferir con tu satisfacción sexual.

Sigue las indicaciones de tu médico y realiza los cambios necesarios en tu estilo de vida.

Perder peso, hacer ejercicio y comer bien no solo mejorará tu salud sino que también mejorará su vida sexual.

5. El sexo después de cirugías

No es un secreto, que mientras más edad, somo propensos a someternos a algún procedimiento quirúrgico, que pueda alterar tus órganos reproductivos.

Los más comunes, la masectomía y la histerectomía.

Estas cirugías aunque no interfieren con tu capacidad de tener relaciones sexuales, pueden cambiar drásticamente la forma en que percibes tu propio atractivo.

La comunicación abierta con tu pareja antes y después de un procedimiento puede ayudarte a reducir la ansiedad.

6. Ten sexo de forma segura

Cualquier adulto sexualmente activo necesita protegerse de las enfermedades de transmisión sexual.

Están en aumento en los adultos mayores. Esto se debe a muchos factores, incluido el hecho de que hay más divorciados y viudas que eligen salir nuevamente.

Naturalmente, con la edad viene una historia sexual más larga y muchas infecciones pueden permanecer latentes durante años. 

No asuma que una pareja sexual mayor es una pareja sexual segura. Siempre protegete.

7. Habla con tu doctor

Si tú o tu pareja tienen dificultades sexuales, hablen con su médico. 

Puede haber soluciones simples que pueden ayudar, como cambiar la hora del día en que toma un medicamento o hacer cambios en el estilo de vida.

8. Lidia con los problemas de erección

Para los hombres, el problema de tener una erección llegara en alguna etapa de la edad adulta.

Si esto le sucede a tu pareja, ayúdalo a solucionar este problema. Siempre apoyandolo de la mejor manera.

9. Masturbarte con ayuda de un juguete sexual

El sexo y los orgasmos traen beneficios tanto emocionales como físicos. 

Como mujer, no deberías sentirte culpable por la masturbarte. Los vibradores y otros dispositivos de estimulación pueden ayudar enormemente.

9 Consejos para masturbarte, que te llevaran al límite de placer

1. Descubre donde esta tu punto G

Si ya estás familiarizada con tu clítoris. Es tiempo de que conozcas tu punto G.

Está ubicado en la pared superior de la vagina y se hincha cuando estás excitada.

Si lo estimulas puedes aumentar las sensaciones y alcanzar el orgasmo mucho más rápido.

Existen vibradores para el punto G. Pero también lo puedes hacer manualmente.

Inserta dos dedos en la vagina, presionando hacia arriba y siente cuando lo empieces a sentir estimulado.

2. Haz de la masturbación una experiencia de cuerpo completo

Aunque tu clítoris sea el protagonista, presta atención al resto de tu cuerpo y así mejores la experiencia de auto complacerte.

Pasa tus manos por tu cuerpo, tus senos, caderas, como si fueras tu propia pareja, que tu misma te desees.

3. Mantén juntas tus piernas durante el orgasmo

Si juntas tus piernas justo cuando vas a acabar, será mucho más placentero.

Aumenta la estimulación del clítoris, dará un impulso repentino a tus sensaciones.

4. Centrate en una fantasía

El cerebro es tu órgano sexual más potente. Si te enfocas en alguna de tus fantasías mientras te tocas y te masturbas. Tendrás un orgasmo seguro y placentero.

5. Usa lubricante

¡Olvidate que el lubricante es exclusivo para penetración!

Es una manera fácil de llegar al orgasmo más rápido.

Te da una sensación más suave y placentera. Te recomiendo utilices uno a base de agua para evitar irritaciones. Y más si lo haces a menudo.

6. Consigue un juguete sexual que te encante

Los juguetes eróticos son tan diversos como tus deseos.

Te recomiendo que pruebes una variedad de estos. Proporcionan diferentes tipos de estimulación. Oscilación. Rotación. Pulsaciones.

Descubre texturas y sensaciones. Luego sabrás cual es tu preferido.

7. Experimenta con temperatura

Cuando te masturbes en la ducha, intenta cambiar la temperatura unos pocos grados.

El contraste te puede causar una gran diferencia.

8. Intenta nuevas posiciones

Tener relaciones siempre en la misma posición puede ser aburrido.

Lo mismo pasa con la masturbación. Por lo que mezclarlo puede llevarte a otros niveles de placer.

Nuevas posiciones conducen a nuevos ángulos y nuevas sensaciones, a menudo más placenteras.

9. Considera otras accesorios

Si los juguetes sexuales no son lo tuyo. Hay muchos accesorios en tu casa que pueden hacer el trabajo igual de bien.

Frota contra el costado del colchón o contra una almohada firme o el mueble lavabo del baño.

13 Cosas que tu pareja nunca debería pedirte que hagas

Todos somos diferentes. Pero, no quiere decir que todo se pueda aceptar.

Para vivir una relación sana con tu pareja deben existir ciertos límites.

Te contamos 13 cosas que tu pareja no debería pedir que hagas.

1. Mantener la relación en secreto

Si tu pareja quiere mantener la relación secreta, puede que esté involucrada con otra persona, o aun con su relación anterior.

Puede estar usándose. Puede sentirse avergonzado contigo. Su secreto debería preocuparte.

Alguien que realmente se preocupe por ti debería sentirse orgulloso de contarle a otros sobre ti.

2. Que cambies completamente

Esto se suele darse más con el tema estético.

Eres como eres. Tu pareja debe aceptarte así tal cual.

Una cosa es que intente ayudarte a cambiar malos hábitos, que pueden afectar tu salud.

Pero digamos que quiere que cambies además tus amistades, o que no seas tan unida a tu familia. Ya debes poner límites.

3. Empezar hábitos no saludables

No dejante lograr tus objetivos físicos.

Tentándome con cigarrillos cuando has dejado de fumar.

No respetando tu decisión de tomar solo una cerveza en lugar de 3.

Las parejas controladoras utilizan esto para frustrar a sus parejas y tener más poder sobre ellas.

4. Contarle sobre tus relaciones anteriores

No debería pedirte que le hables sobre tus parejas o amantes pasados.

Esta información es privada. A menos que te sientas cómoda de hablar sobre ello en tus propios términos.

5. Mentir por el

Todas las mentiras y secretos son perjudiciales para tu relación.

Si tu pareja tiene algo que esconder, lo mejor es dejar que lidie con las consecuencias.

6. Recoger sus medias del suelo

Los hombres suelen decirla a su pareja si les pueden recoger la ropa sucia del suelo, e inclusive lavarla.

Como si fueras su servicio.

Si quieres hacerlo como una forma de mostrarle cariño, está bien.

Pero si el te lo dice que lo hagas, recuerdale que no es un niño y que tu no eres su madre

7. Ignorar insultos o malos tratos de su familia

No debería que ignores las groserías o tratos irrespetuosos que te hagan los miembros de su familia.

Tu pareja es la guía de cómo sus familiares te van a tratar. Entonces, si el les deja tratarte así, no ayudará.

Y si te pide que lo ignores, es aún peor.

Tu pareja siempre deberá defender ante estas situaciones.

8. Dejar tu religión

Tu pareja debe apoyar tus creencias y no pedirte que las cambies.

9. Pedirte el móvil (para revisarlo)

Es una violación de los límites y la privacidad.

Si tu pareja tiene la necesidad de revisar el teléfono celular es probable que tenga problemas de confianza.

Eso lo debéis conversar. La confianza es la base de una relación sana y respetuosa.

Si no tenéis confianza. Puede que estés con la pareja equivocada.

10. Renunciar a tu trabajo

Nunca pedirte que renuncies a tu independencia financiera contra tu voluntad.

Tu eres quien decide si quieres cambiar de trabajo o quedarte en casa.

11. Intentar algo sexual, cuando ya has dicho que no

Si ya le has dicho que no, sea lo que sea, tu pareja no debería estar preguntando una y otra vez.

Eso te demuestra que tu pareja no respeta tus deseos o incluso a ti como persona. Ya que está poniendo sus intereses sexuales por encima.

12. Cambiar tu forma de vestir

Está bien saber que piensa tu pareja sobre tu aspecto.

Pero tu forma de vestir y arreglarse al final dependerá solo de ti y de tu estilo.

13. Ser como otras personas (comparar)

Que no seas tu misma.

¿Por qué no puedes ser como ella?, “Ella nunca lo habría hecho”

No debe compararte con otras personas.

Faltaría más. Que se busque a esa otra persona para que sea su pareja.

Usamos cookies propias (necesarias para la web) y de terceros (analíticas, elaboración de perfiles y publicitarias) para mejorar tu experiencia de navegación. Puedes cancelar, ajustar las cookies según quieras o aceptarlas y seguir navegando.    Ver Politica de Cookies
Privacidad