9 Consejos para masturbarte, que te llevaran al límite de placer

Si ya estás familiarizada con tu clítoris. Es tiempo de que conozcas tu punto G.

Está ubicado en la pared superior de la vagina y se hincha cuando estás excitada.

Si lo estimulas puedes aumentar las sensaciones y alcanzar el orgasmo mucho más rápido.

Existen vibradores para el punto G. Pero también lo puedes hacer manualmente.

Inserta dos dedos en la vagina, presionando hacia arriba y siente cuando lo empieces a sentir estimulado.

2. Haz de la masturbación una experiencia de cuerpo completo

Aunque tu clítoris sea el protagonista, presta atención al resto de tu cuerpo y así mejores la experiencia de auto complacerte.

Pasa tus manos por tu cuerpo, tus senos, caderas, como si fueras tu propia pareja, que tu misma te desees.

3. Mantén juntas tus piernas durante el orgasmo

Si juntas tus piernas justo cuando vas a acabar, será mucho más placentero.

Aumenta la estimulación del clítoris, dará un impulso repentino a tus sensaciones.

4. Centrate en una fantasía

El cerebro es tu órgano sexual más potente. Si te enfocas en alguna de tus fantasías mientras te tocas y te masturbas. Tendrás un orgasmo seguro y placentero.

5. Usa lubricante

¡Olvidate que el lubricante es exclusivo para penetración!

Es una manera fácil de llegar al orgasmo más rápido.

Te da una sensación más suave y placentera. Te recomiendo utilices uno a base de agua para evitar irritaciones. Y más si lo haces a menudo.

6. Consigue un juguete sexual que te encante

Los juguetes eróticos son tan diversos como tus deseos.

Te recomiendo que pruebes una variedad de estos. Proporcionan diferentes tipos de estimulación. Oscilación. Rotación. Pulsaciones.

Descubre texturas y sensaciones. Luego sabrás cual es tu preferido.

7. Experimenta con temperatura

Cuando te masturbes en la ducha, intenta cambiar la temperatura unos pocos grados.

El contraste te puede causar una gran diferencia.

8. Intenta nuevas posiciones

Tener relaciones siempre en la misma posición puede ser aburrido.

Lo mismo pasa con la masturbación. Por lo que mezclarlo puede llevarte a otros niveles de placer.

Nuevas posiciones conducen a nuevos ángulos y nuevas sensaciones, a menudo más placenteras.

9. Considera otras accesorios

Si los juguetes sexuales no son lo tuyo. Hay muchos accesorios en tu casa que pueden hacer el trabajo igual de bien.

Frota contra el costado del colchón o contra una almohada firme o el mueble lavabo del baño.

¿Te ha gustado?
(Votos: 1 Promedio: 5)